El cuento erótico griego, latino e indio

El cuento erótico griego, latino e indio

Francisco Rodríguez Adrados

Language:

Pages: 228

ISBN: B00IKPO8RI

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


Aristófanes, Esopo, Las mil y una noches… Las pequeñas historias maliciosas relativas al amor y el sexo son universales. Incluyen sátira con motivos diversos, rasgo de ingenio, premios, castigos y enseñazas.

Cuentos eróticos que tienen siempre una raíz común, normalmente griega, adaptados posteriormente a las distintas culturas y enseñanzas y que contribuyeron, que duda cabe, a través de cuentistas como Chaucer o Boccaccio al nacimiento de la novela moderna.

Infidelidades, amantes, maldades, vicios, amores, astucia y violencia. Historias populares, universales y perennes traducidas por el premio de las Letras Rodríguez Adrados e ilustradas por Antonio Mingote.

The Mammoth Book of Extreme Fantasy

The Complete Short Stories of James Purdy

Slasher Girls and Monster Boys

In the Jaws of Life and Other Stories (Writings from an Unbound Europe)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

increpaba el marido, aunque primero se espantó, inventó de pronto una malicia engañosa y respondió al marido con voz alta y sonante: �Gracias doy a los dioses todos por haber oído mis oraciones y haber devuelto la vista a mi marido. Porque debes saber, mi querido señor, que la vista que recibiste te ha sido dada por mis ruegos y obras. Pues hasta este momento he gastado en vano mucho, con médicos y de otros modos. Y luego me volví a rogar y a hacer dirigir plegarias y oraciones por tu vista a los

hacen guerra en su mente en alternativas sucesivas. Ignorante del puerto, la mente fluctúa e imagina un vario Proteo, al recibir estados diferentes. En el secreto del pecho, vigila la discreción, pesa los casos ambiguos y la obra de la razón. Siguiendo la plomada de la razón, decide reducir sus graves iras y disimular sus miedos. Afra ve a su marido lleno de sospechas y arde con no menos pasión: gusta de hacer más grande ese crimen prohibido. En la cama, disfruta calentando una y otra vez al

gentes, poniendo atención en el adorno de tu cuerpo, tomando la apariencia de Visnú gracias a la máquina debida a mi ingenio y aplicación, móntate en este Garuda y aterrizando en la terraza del gineceo del palacio, haz con la hija del rey como deseas. Pienso que sin duda alguna la hija del rey duerme sola en la terraza del palacio». Así diciendo, se despidió el carpintero. Y el tejedor, tras pasar el día en mil pensamientos deleitables, al caer la clara noche, tomando un baño, incienso, polvos

anécdotas. Luego hay otras aventuras, sobre todo en la corte de Creso y cuando Esopo muere en Delfos injustamente condenado y trata en vano de defenderse con sus fábulas e historias. Se ha discutido mucho sobre la antigüedad de esta Vida, transmitida en dos versiones, llamadas G y W, ambas bizantinas medievales y que no pueden reducirse a una unidad, aunque están próximas. Nosotros seguimos la G, la más antigua (del siglo X), en la edición de Papathomopoulos,[92] salvo en el caso de G 33, que ha

marido engañado se venga de su mujer mediante una relación homosexual con el amante de ésta. Una fábula sobre Prometeo (L 5) explica jocosamente el origen de lesbianas y maricas. Y Petronio presenta la historia, llena de ironía sobre un supuesto filósofo, del niño de Pérgamo, que tampoco sale bien parado. De todas maneras, en estas historias hay, ciertamente, un rechazo, pero más bien risa que condena moral. No las hay en la India ni en la Edad Media. También es usado para hacer reír el tema

Download sample

Download